miércoles, 2 de noviembre de 2011

Reseñas "Sobre la lectura" de Estanislao Zuleta

Reseña crítica sobre el ensayo “Sobre la Lectura” – Estanislao Zuleta.

“Ensayo sobre la lectura” de Estanislao Zuleta nos lleva a través de un mundo de emociones, & perspectivas acerca de la actividad apasionante de leer.
Estanislao Zuleta fue un célebre escritor, filósofo & pedagogo Colombiano, fiel amante de la educación, & honestamente dedicado a la enseñanza, totalmente dirigido a la generación de consciencia & reflexión por parte del lector. Por lo tanto debemos suponer, o más bien, estar seguros, que un texto cualquiera de este ilustre personaje conlleva una gran carga de pensamientos profesionales, debido a la magnitud de conocimientos que este hombre tenía en su poder.
En “Ensayo sobre la Lectura” el escritor (& pensador) no sólo nos da una cantidad prosaica de saberes & cantidad masiva de |texto, si no que nos hace sentir latentemente el objetivo del texto, Estanislao, vuelve al lector protagonista del texto, & este se siente identificado al leer las paráfrasis que se encuentran en él, llenándose de argumentos que considerará valiosos, & verdaderos ya que se desenvuelven de manera correcta & aparecen en el momento oportuno de la lectura.
Tal vez lo más significativo de este texto es su introducción, que inicia con la frase “Voy a hablarles de la Lectura”. Esta frase será un sorprendente descubrimiento para el lector, ya que abre el ensayo sin preámbulos ni vacíos rodeos, va a lo que va, así pues con la frase inicial Estanislao sabe que está limitando su público, sabe que sólo el interesado en el tema leerá, & eso es lo único que le importa, que su texto sea leído por quién merezca leerlo & no por algún aparecido husmeador de ensayos de baja categoría.
Zuleta usa en su ensayo varios referentes que quizá para el lector se vuelvan desconocidos, sin embargo nos brinda un porcentaje de credibilidad a su teoría, & nos lleva al entendimiento que quien escribió esto tiene personajes famosos & grandes que lo apoyan & ofrecen validez a sus planteamientos.


Citar a Nietzsche como filósofo pensador, asegurador de verdades e ideas, a Marx como referente evolutivo, social & biológico, a Kafka como compañerismo de escritura, & a Freud como símbolo de conocimiento, consciencia & humanismo, nos entrega una total seguridad sobre lo que leemos, no sólo el lector se convierte en personaje principal del Ensayo, si no que se alimenta en proporciones colosales de sabiduría, basadas en personajes que revolucionaron la educación del mundo, no solo nos deja vislumbrar sus propias teorías (De Zuleta) si no que nos permite extrapolarlas a niveles inimaginables en el área del placer de la lectura, ese placer que se desliza suavemente en la mente humana & da criterios para la selección de textos.
Ya tocamos el tema de lo más significativo de “Ensayo sobre la Lectura” sin embargo no hemos tocado el tema central del texto, & eso es por obviedad lo más relevante, el contenido explícito del mismo, lo que lo enriquece & lo que lo hace un excelente ensayo.
Nosotros los humanos, & más que todo, los humanos lectores frecuentes, jamás nos preguntamos la forma en cómo lo hacemos, “Ensayo sobre la lectura” Nos da la posibilidad de entender & ser más conscientes de este proceso de lectura progresiva.
Después de leer este escrito de Estanislao, el lector verá con otro ojos el proceso de leer, lo entenderá como el casi perfecto camino hacía el saber, que requiere una labor del lector, la labor de otorgarle valor al texto, el trabajo de entenderlo & construir sentido frente a él, creando así un diálogo entre el escrito & quien lo lee, & el esfuerzo de interpretarlo que obliga al lector a un minucioso encuentro con sí mismo.
No es solo “Recibir, consumir & adquirir (…) Conocimientos, pensamientos” si no que leer es una actividad que promueve el análisis & la reflexión, la crítica & la creación, un balance entre innovar & aprender.
Estanislao Zuleta nos entrega pues un tesoro invaluable, una fuente infinita de verdades, pensamientos, experiencias e ideas, que nos llevarán por el camino del entendimiento fortuito, escrito en su peculiar forma (Tal vez clasista) de elegancia disimulada, “Ensayo sobre la lectura” es un ensayo que merece ser leído, re-leído, impreso & totalmente admirado por quien pose sus ojos sobre él.
.....................................................................................
Sobre la lectura
Estanislao Zuleta
La lectura es indispensable en nuestras vidas, en nuestro crecimiento y en nuestra formación como seres humanos por eso es necesario tener en cuenta este ensayo que nos plantea Zuleta de una forma impactante y radical además la gran importancia no es solo el de leer si no de interpretar lo que estamos leyendo, el cómo nos da a entender y nos hace una invitación a leer
Estanislao Zuleta nos explica la gran importancia de la interpretación en la lectura citando a varios escritores famosos como Nietzsche, Kafka, entre otros. Al reconocer sus grandes obras y explicándonos de forma impactante los otros puntos de vista que se pueden retomar en sus historias, refiriéndonos a la interpretación que en ciertos grados nos permitirán ampliar nuestras mentes y establecer un código común con lo que quiere dar a entender el autor con sus libros. Pero antes de eso nos dice como nosotros mismos y la misma sociedad nos prohíben la lectura, que quiere decir esto: que al recomendarnos una lectura, por ejemplo en el colegio, nos la están prohibiendo ya que por el simple hecho de que sea recomendada nosotros somos los que decidimos si leerla o no y esto no debería ser así. Se debería de plantear desde el principio de nuestra educación las grandes obras literarias para que en nuestro proceso de crecimiento tengamos un punto de vista más crítico frente a estos libros, que tengamos la capacidad de interpretar varios textos, mejor dicho varias obras por que como muy bien se plantea en el ensayo de Zulueta “ninguna obra es fácil simplemente hay lectores fáciles” que buscan información lo más rápido posible como el hombre moderno y al final no terminan interpretando bien lo que quiere dar a entender el autor.
Hay que tener en cuenta la idea de extraer este código común, con la interpretación, pero muchos estamos negados a esta interpretación, ya que leemos por leer y no hacemos de la lectura una fiesta del conocimiento como dice Estanislao, debemos estar en la capacidad de interpretar y así producimos el código que el texto impone y no creer que tenemos de antemano con el texto un código común, ni buscarlo en un maestro, porque siempre buscamos las respuestas en otras personas o ponemos obstáculos y excusas para disimular nuestra ignorancia, solo debemos tener la capacidad de pensar por sí mismos “Hay que aprender a pensar” y si aprendemos a pensar por nosotros mismos estamos en capacidad de saber leer.

Por eso cuando en el ensayo de Zuleta nos plantean la impactante frase de “leer es trabajar” nos da a entender el valor de leer, que el leer no es solo terminar una texto o un libro, el leer es interpretar, es aprender y para esto se necesita de trabajar la lectura con mucho más rigor del que muchos creemos. Por este pensamiento del hombre moderno, que lee por leer, y cree entender cuando en realidad no entiende nada, es que la lectura en los colegios lleva a Zuleta a decir que se nos prohíbe. Leer por presentar bien un examen no es leer, es creer que leemos pero ser ignorantes de nuestra propia ignorancia.
El texto de Zuleta nos lleva por un recorrido de innumerables ejemplos, mayoritariamente sobre libros que nos han hecho leer en el colegio. Este fascinante ensayo nos hecha en la cara que nunca comprendimos nada de los que estos libros querían en realidad decirnos; nos hace sentir ignorantes y nos lleva a simpatizar con su tesis e incluso a sentir rencor por quien cree entender lo que no entiende. Es definitivamente un texto que obliga a trabajar, como lo dice el mismo autor, porque la lectura en realidad es un trabajo arduo de interpretación. En muchas ocasiones menciona que un buen texto es aquel que fuerza al lector a interpretar, dice que un texto que no lo hace, es un texto perezoso. Zuleta demuestra esto poniéndolo en práctica en su mismo ensayo llevando al lector a sentir una pasión olvidada por la lectura.
Es un texto difícil. Requiere interpretarse y trabajarse como el mismo lo dice; y el solo hecho de obligar al lector a leer con dificultad, junto con sus argumentos inexorables sobre el buen lector, pueden hacer que un lector pobre lo odie, o un buen lector lo ame. Es un texto con un carácter fuerte, que te lleva a lo más remoto de la infancia, al “QUIJOTE DE LA MANCHA” cuando creíamos entender y no entendíamos una sola palabra; nos lleva a los recuerdos, y nos lleva a lo bello que es sentirnos los lectores brillantes a los que intenta dirigirse Zuleta.
Sintiéndonos insultados o elogiados, recomendaría una y mil veces esta maravillosa lectura que nos lleva a entender de otra manera, a interpretar más a fondo y nos crea conciencia sobre lo que leemos y como lo leemos. No existe nada más reconfortante que saber que entre tanta ignorancia somos pocos los privilegiados de realmente trabajar para leer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada